Muro divisorio en nave industrial

Un trabajo aparentemente ordinario si no fuera por las medidas de todo respeto.

Longitud de 22,50m; altura media de 7,5m (de 6,5 hasta 8,5 m en la cumbrera del techo..).

Aunqué se trate de un muro divisorio y no de carga, en un paño único sin poderse apoyar en nada… No es moco de pavo!

Hacen falta zunchos corridos cada 2m y pilares de  hormigón armado cada 5 m hasta arriba, vamos una obra no exactamente sencilla.

Estamos ya en su ecuador, levantando bloque sobre bloque, con el aplomo (es el caso …) que toca en estas ocasiones.

Capacidad, ideas claras y gran flexibilidad. Característica esta última que nos permite de competir en tiempos duros cómo estos.

Vamos rápidossss…

Ya hemos terminado con el muro, nuestro cliente está satisfecho y nos ha encargado dos muretes exteriores divisorios más respeto al encargo originario.

Sin embargo, hemos podido entregar la obra completa en antícipo respeto a lo previsto.
Estamos muy satisfechos nosotros también!

Maquinavant!!

Otros proyectos realizados